Todas las propiedades de la menta que, a día de hoy, desconoces.

Consejos 4284 Visitas

La menta tiene propiedades antiinflamatorias, expectorantes, antisépticas, analgésicas, antibacterianas o antitusivas, entre otras, pues la lista es mucho más extensa.

Además, está compuesta principalmente por agua, fibra, minerales como el calcio, el potasio, el cobre o el magnesio; y vitaminas A, B, C y D. Sin olvidar que apenas posee 0,03 gramos de grasa y 0,48 gramos de carbohidratos, aproximadamente.

Bajo esta premisa y teniendo en cuenta el amplio abanico de nutrientes que forma parte de su composición, ¿en qué nos puede ayudar la menta si la incluimos en nuestra alimentación?


Beneficios para la salud de las hojas de menta

El sistema respiratorio también se ve recompensado con su consumo. El mentol descongestiona las vías respiratorias y alivia trastornos tan frecuentes como el asma o los resfriados comunes.

También lucha contra la irritación que causa la tos crónica, gracias a su efecto refrescante que enfría y calma la garganta, la nariz y el resto de canales respiratorios.

Por otro lado, el aceite de menta es un buen antipruriginoso, que sirve para aliviar la picazón, y antiséptico, grandes aliados de la salud de nuestra piel. Esta planta ayuda a curar las infecciones, mitigar los síntomas propios del acné y aplacar los eczemas, la dermatitis y la urticaria; además de actuar como complemento de los tratamientos contra las picaduras de insectos, la irritación o la hinchazón.

La menta incluye ácido rosmarínico y eugenol en su composición, dos sustancias con efectos anticoagulantes que mejoran la oxigenación de la sangre.

Sus propiedades antisépticas también actúan contra el mal aliento, convirtiéndose en uno de los ingredientes indispensables para cualquier producto de salud bucal. Además, ayuda a eliminar las bacterias que originan el mal olor y a prevenir enfermedades como las caries o la gingivitis.

Asimismo, la menta es un producto antifúngico, por lo que muchas personas recurren a él a modo de emplaste o aceite esencial para eliminar los hongos de las uñas y la piel.

Entre los beneficios de la menta también destaca su capacidad analgésica, un remedio muy interesante contra los dolores de cabeza, en especial las migrañas. De hecho, algunos expertos recomiendan aplicar aceite esencial de menta en las sienes y la frente para reducir los síntomas propios de la enfermedad, como la intolerancia a la luz o el ruido y las náuseas.

Té de menta con canela y jengibre para bajar de peso
Para qué sirve el té de menta y cómo prepararlo
El té debe ser preparado con cualquier tipo de menta, agregándole jengibre y canela. La mezcla de estos ingredientes crea un efecto termogénico que ayuda a acelerar el metabolismo y consumir más calorías para favorecer la pérdida de peso.

Ingredientes

6 hojas de menta;
1 palo de canela;
1 cm de raíz de jengibre;
180 mL de agua.
Modo de preparación

Mezclar todos los ingredientes en una olla y déjelos hervir durante algunos minutos. Después deje reposar hasta que esté tibio, cuele y beba sin endulzar a lo largo del día. Vea otro té que puede preparar para bajar de peso.

Té de menta común para la fiebre
Para qué sirve el té de menta y cómo prepararlo
El té de hojas de menta, cuando se combina con filipendula ulmaria y con naranjo amargo, origina una mezcla que puede ser usada en el tratamiento de la fiebre, ya que promueve el aumento del sudor. Además de esto, también es bueno para problemas respiratorios, como tos, asma, gripe, ronquera, coriza y congestión nasal.

Ingredientes

15 g de hojas de menta;
70 g de flores de tilo;
10 g de filipéndula;
5 g de naranjo amargo.
Modo de preparación

En una taza de té agregar 1 cda de la mezcla de plantas y agregar 150 ml de agua hirviendo. Dejar reposar durante 10 minutos y colar. Este té debe tomarse varias veces al día y de preferencia siempre antes de acostarse, para favorecer la sudoración y disminuir la fiebre.

Compartir

Comentarios