Antibiótico Natural: El Fascinante Antioxidante; Limpia Arterias Para El Colesterol.

Consejos 27369 Visitas

Si tienes el colesterol elevado y necesitas bajarlo te proponemos 3 maravillosas infusiones medicinales depurativas ideales para limpiar el colesterol de tus arterias.

Aunque muchas personas suelen tomarlo a la ligera, lo cierto es que mantener unos niveles de colesterol elevado durante mucho tiempo, sobre todo cuando no se toman las medidas adecuadas y oportunas para reducirlo una vez se ha diagnosticado la existencia de colesterol alto en una analítica de sangre, tiende a ser peligroso para nuestra salud.

Si tienes el colesterol alto una opción natural muy útil a la hora de rebajar sus niveles es optando por determinadas infusiones, elaboradas con plantas y hierbas medicinales con reconocida acción para reducir las grasas en la sangre. Te proponemos 3 maravillosas recetas que seguro no conocías.

La albahaca, planta medicinal contra el insomnio y la fatiga

La albahaca tiene un efecto positivo sobre el sistema nervioso y alivia las manifestaciones de ansiedad y estrés en el estómago. Tomar un par de tazas de té o infusión puede calmar los nervios en situaciones o acontecimientos estresantes.

Quienes padecen insomnio también pueden beneficiarse del efecto sedante de esta planta para conciliar el sueño. También mitiga la fatiga física y mental, lo que la hace idónea en épocas de decaimiento, agotamiento o cansancio.

Muchas propiedades saludables
Desde hace siglos esta planta se emplea para el tratamiento de diversas dolencias. Entre las numerosas propiedades medicinales de esta hierba de aroma dulce e intenso destacan:

Digestivas.
Galactogogas.
Sedantes o tranquilizantes.
La albahaca favorece la digestión de los alimentos y ayuda a atenuar los espasmos gástricos. La infusión de sus hojas frescas es útil en caso de dolor de estómago, gastritis, indigestión, gases y otras alteraciones del sistema digestivo. Y estimula el apetito y la producción de leche materna.

Aparte de reducir las molestias estomacales y los vómitos, esta planta aromática se considera efectiva para reforzar el sistema inmunológico y combatir infecciones. Contribuye a la mejora de la circulación sanguínea y alivia la cefalea o el dolor de cabeza. Por si fuera poco, también fortalece el cabello y evitar su caída.

Infusión de albahaca
La albahaca es una planta ideal para rebajar los niveles altos de colesterol en la sangre, aunque es cierto que en realidad se trata de una planta no muy conocida por esta cualidad.

Para elaborar esta infusión solo necesitas una cucharada de albahaca fresca y el equivalente a una taza de agua.

Para prepararla pon en primer lugar la taza de agua en un cazo y la cucharada de albahaca fresca. Cuando el agua empiece a hervir deja que hierva 3 minutos, luego apaga el fuego, tapa y deja en reposo 3 minutos. Finalmente cuela y bebe.

Si lo deseas puedes tomar esta infusión 3 veces al día, hasta un máximo de 3 tazas de infusión de albahaca al día.

Infusión de alpiste
El alpiste es una opción natural excelente que ayuda a reducir el colesterol al ser capaz de eliminar rápidamente la grasa del cuerpo, gracias a que contiene una enzima conocida con el nombre de lipasa. Aunque es conocido tradicionalmente por ser el alimento común de los pájaros domésticos, en los herbolarios puedes encontrar alpiste comestible especialmente pensado para su consumo en humanos.

Para elaborar la infusión necesitas una cucharada de alpiste y el equivalente a una taza de agua.

Pon el agua en un cazo y deja que hierva. Justo cuando alcance el punto de ebullición añade el alpiste y deja hervir durante 4 minutos. Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo 5 minutos. Cuela y bebe.

Puedes tomar 3 infusiones al día como máximo.

Infusión de tomillo
El tomillo es una hierba aromática muy útil para reducir tanto el colesterol LDL como el colesterol total, gracias a sus cualidades como antioxidante, al aumentar el metabolismo graso y movilizar el tejido adiposo.

Para elaborar esta infusión necesitas una cucharada de tomillo seco y una taza de agua.

Para prepararla pon en un cazo una taza de agua. Cuando alcance el punto de ebullición añade el tomillo seco, y deja hervir 3 minutos. Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo otros 3 minutos. Finalmente cuela y bebe.

Puedes tomar esta infusión 3 veces al día, preferiblemente 20 minutos después de cada comida.

Compartir

Comentarios