Remedios que acaban con las infecciones de garganta por estreptococos casi al instante

Consejos 24065 Visitas

Si alguna vez ha tenido faringitis estreptocócica, sabrá lo doloroso que puede ser. Literalmente. La faringitis estreptocócica es una infección bacteriana que puede hacer que su garganta se inflame y sienta dolor. Pero si no se trata, puede provocar complicaciones adicionales, incluyendo inflamación del riñón o fiebre reumática.

La causa de la faringitis estreptocócica es una bacteria llamada Streptococcus pyogenes o estreptococos del grupo A. Esta bacteria es altamente contagiosa. El tratamiento más común es con antibióticos, pero los estudios han demostrado que los antibióticos son poco efectivos cuando se trata de infecciones de garganta por estreptococos. Si está luchando contra la faringitis estreptocócica, puede probar varios remedios caseros para encontrar alivio a sus síntomas y conseguir que su sistema inmunológico esté de nuevo en marcha.

  1. Vitamina D
    Estudios han demostrado que la vitamina D juega un papel importante en mantener el sistema inmune fuerte. Según un estudio reciente publicado en el International Journal of Infections Diseases, hay una relación entre la deficiencia de vitamina D y la recurrencia de las afecciones respiratorias causadas por bacterias de estreptococos del grupo A. Incorporar su dosis diaria de vitamina D puede ayudar a prevenir la faringitis estreptocócica, así como curarla.
  2. Té de hierbas
    El té de hierbas es el remedio perfecto para calmar la garganta cuando estás luchando por estreptococos. Puede ayudar a aliviar el dolor durante el tratamiento de la inflamación. El té de camomila está cargado con antioxidantes que pueden ayudar a reducir el dolor, la congestión, la hinchazón y el enrojecimiento. El té de diente de león es otro gran remedio casero para la faringitis estreptocócica. Trata la infección al tiempo que mejora su sistema inmune.

  1. Vinagre de manzana
    El vinagre de manzana es un producto natural anti-bacteriano gracias al ácido acético que contiene. Mezcle una cucharada de vinagre y una cucharada de miel en un vaso de agua y bébalo cuando esté enfermo, eso le puede ayudar a matar las bacterias peligrosas fomentando al mismo tiempo el crecimiento de bacterias útiles. El vinagre de manzana funciona como un antibiótico natural.
  2. Sal del Himalaya
    Hacer gárgaras con sal rosa del Himalaya diluida en agua puede ayudar a reducir la inflamación relacionada con la faringitis estreptocócica. También aumenta temporalmente el equilibrio del pH de la boca para crear un ambiente alcalino. Esto hace que sea difícil que las bacterias sobrevivan. La sal rosa del Himalaya ¡es un antibacteriano natural y anti-inflamatoria¡o.
  1. Aceite de menta
    El aceite de menta es un remedio natural para el dolor de garganta. Contiene mentol, lo que provoca una sensación de frescor en la garganta y tiene un efecto calmante en el cuerpo. Basta con añadir 1-2 gotas de aceite de menta en un vaso de agua para beberlo. Para uso tópico, se aplican 1-2 gotas en la garganta, el pecho y las sienes.
  2. Miel
    La miel tiene poderes curativos gracias a su actividad antibacteriana. Tiene la capacidad de crear una barrera protectora para prevenir la infección. La miel también ayuda a estimular el sistema inmunológico con sus muchos antioxidantes. Puede ayudar a calmar el dolor de garganta por estreptococos.

Compartir

Comentarios