¿Qué beneficios tiene tomar Moringa?

Consejos 3387 Visitas

Las razones para incluir en nuestra dieta la moringa oleifera son muchas. Planta originaria de la India tiene un alto valor nutricional y numerosos beneficios medicinales. También llamado el “árbol milagroso”, la mayoría de sus partes, incluidas hojas, corteza, frutos y raíces se utilizan como alimentos, están llenos de una increíble cantidad de nutrientes: proteínas, calcio, betacaroteno, vitamina C, potasio … etc. Contiene muy baja cantidad de grasas y no ofrece ninguna colesterol dañino.

La moringa se utiliza tradicionalmente para:

Estimular las defensas del cuerpo
Desintoxicar el cuerpo
Aumentar los niveles de energía
Controlar el peso y la digestión
Promover la piel sana
Aliviar los dolores de cabeza
Previene la pérdida de cabello

Beneficios para la salud y usos medicinales de la moringa

La moringa, considerada un antibiótico natural, es una planta con múltiples usos y beneficios medicinales. Sus propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas, antioxidantes, anticancerígenas, cardiovasculares, y hepatoprotectoras, la hacen útil en el tratamiento de diversas enfermedades.

La moringa es también popular como remedio natural para disminuir los niveles de azúcar en la sangre, siendo especialmente beneficiosa para personas diabéticas. Los estudios de investigación en animales han demostrado que el tratamiento con moringa trabaja positivamente a la reducción de la glucosa sanguínea, azúcar en la orina y las proteínas de la orina.

Los isotiocianatos presentes en moringa son eficaces en el tratamiento de trastornos abdominales tales como estreñimiento, gastritis y colitis ulcerosa. El té de hojas de moringa trata las úlceras gástricas y la diarrea. Beber té de moringa es eficaz también como ayuda en resfriados.

La moringa también se ha utilizado para el tratamiento del asma. Un estudio demostró una disminución significativa en la gravedad de los síntomas del asma y una mejora respiratoria.

La moringa también se ha demostrado eficaz para proteger el hígado y acelerar su recuperación en caso de enfermedad.

La moringa es utilizada también para mejorar y estabilizar la presión arterial.

Cómo consumir moringa

Hay mil y una formas de comer moringa. Las hojas frescas tienen un sabor similar al rábano. Puedes consumirla en ensalada, mezclada en batidos, o al vapor. Para la retención de nutrientes óptimo, se aconseja consumir las hojas poco después de la cosecha.

Otra opción es utilizar polvo de moringa, ya sea en forma de suplemento o añadido a los batidos, sopas y otros alimentos para la nutrición extra. Se puede utilizar en forma de té, o también añadir a tu bebida. El sabor del polvo es fuerte por lo que la cantidad aceptable puede depender de tu paladar.

El exceso de calor destruye todas las enzimas y algunas de las vitaminas, por lo que nunca debes cocinarla por mucho tiempo.

Las vainas de moringa contienen casi el 40 por ciento de aceite comestible, que se puede utilizar para tratar trastornos estomacales. También se usan en perfumes y aceites para el cabello.

Tanto el aceite del árbol como el polvo de hojas de moringa tiene caducidad baja, por lo que son excelentes alimentos de supervivencia.

Compartir

Comentarios