Aprovecha estos beneficios de las semillas de papaya

Consejos 29791 Visitas

Las propiedades de la papaya, junto con su refrescante sabor, la han convertido en una fruta muy popular, pero al consumirla, muchos tiran las semillas porque las consideran un desperdicio. Pues resulta que además de la pulpa, las semillas de la papaya tienen muchos beneficios para la salud que tienes que aprovechar.

Semillas de papaya para la digestión

De acuerdo a estudios realizados por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, las semillas de papaya trituradas sirven para fortalecer el sistema inmune y digestivo, ya que contienen altos niveles de fibra y otras propiedades antibacterianas que ayudan a combatir microorganismos dañinos para los intestinos.

Desintoxica hígado y riñones con semillas de papaya

En un estudio realizado por el African Journal of Health Sciences, se menciona que las semillas de papaya contienen propiedades antibacterianas que ayudan a eliminar toxinas del organismo, principalmente en hígado y riñones.

Las semillas de papaya contra las enfermedades crónicas

En un artículo publicado por The American of Clinical Nutrition se explica que el alto contenido de fenólicos y flavonoides en las semillas de papaya las convierten en poderosos antioxidantes que podrían retrasar el envejecimiento y prevenir enfermedades crónicas.

Disminuye el exceso de grasa con semillas de papaya

Otro maravilloso beneficio de las semillas de papaya sería que ayudan a acelerar la digestión, mejorando el metabolismo y eliminando el exceso de grasa y azúcares del sistema. Además, tienen un sabor ahumado que podría sustituir a la pimienta en la comida.

Las semillas de papaya para los hongos e infecciones

Consumir semillas de papaya también podría combatir infecciones causadas por hongos y parásitos, ya que, según explican expertos del Indian Journal of Pharmaceutical Sciences y la Universidad de Obafemi Awolowo en Nigeria, contienen altos niveles de enzimas antiparasitarias.

Para consumirlas, puedes masticar las semillas de papaya limpias o molerlas y agregárselas a los alimentos de manera moderada. Recuerda que a la par debes de mantener una alimentación saludable y una vida activa.

Compartir

Comentarios