Mensaje para mi Hija

Reflexiones 29576 Visitas

Hija, la vida quiso que al igual que yo, fueras una hermosa mujer. Me llena de alegría saber que puedo compartir contigo las cosas maravillosas que me pasan y que sé que puedo contarte con mucha confianza. Pero también me llena de miedo, el saber que la vida para nosotras las mujeres es más complicada y no son tan fáciles para nosotras.

Hija quiero que sepas que siempre seré tu madre, tu amiga y tu cómplice en todas tus locuras. Me dirijo a ti para dedicarte estas palabras muy importante, para ayudarte a ser una persona plena y segura; hacerte saber que eres especial y única. Quiero que cada mensaje te llenen de felicidad. Quiero decirte tantas cosas pero te diré las más esenciales.

Hija: Siempre seré tu maestra y tu guía, si quieres contarme tus problemas, aquí estaré para escucharte y ayudarte a salir de ellos.

Eres lo más valioso que tienes y lo más importante. Tu felicidad la tienes en tus manos. No te permitas depender de alguien para ser feliz. Tu felicidad solo tiene que depender de ti.

No permitas que alguien te diga que debes hacer o como te debes de sentir. Tu salud, tus ideas, tu cuerpo, tu sonrisa, tus sentimientos, tus acciones y tu vida son tuya y solo tuya. Si algo no te agrada o no te sientes bien con lo que haces, aléjate de ellos y cuéntame. Siempre estaré para escucharte.

Sigue tus sueños y no lo que el otro quiere para ti, debes de luchar por lo que amas. Las aspiraciones que tenemos en la vida es lo que nos hace vivir y esforzarnos cada día para ser mejor de lo que somos hoy en día.  No permitas que nadie te diga que no eres capaz de hacer las cosas.

Hija, si me necesitas, llámame. No importa si estoy durmiendo, si tengo problemas o si hemos peleado. Yo estaré ahí. ¡TE AMA MAMÁ!

Compartir

Comentarios