Cómo curar un espolón con remedios caseros.

Consejos 8804 Visitas

Remedios caseros como el vinagre de manzana, el jengibre, el hielo o los aceites esenciales pueden ayudarnos a aliviar y curar un espolón calcáneo de forma natural y sin tener que recurrir a la cirugía, aunque esto dependerá de la gravedad del caso y de las indicaciones médicas.

Un espolón es una calcificación en el talón que suele ocasionar dolor intenso a quienes lo padecen. Las causas más comunes de la aparición de espolones son las malas posturas del pie y el uso de calzado poco adecuado. Este problema óseo suele ir acompañado de fascitis plantar, que es lo que genera dolor, especialmente, al caminar y apoyar peso en el pie afectado.

Aunque realmente es necesario visitar un médico para tratar el espolón y llegar a eliminarlo, para reducir el dolor y facilitar la cura de este problema puedes usar remedios. En este artículo te explicamos cómo curar un espolón con remedios caseros.

Causas de los espolones calcáneos en los talones
Conocer las causas de los espolones en los talones te ayudará a prevenir malos hábitos que dañan tu salud corporal y favorecen la aparición de este problema óseo. Estas son las principales causas de un espolón en el pie:

El sobrepeso es una de las primeras causas de este problema en el hueso calcáneo. Cuando las personas padecen sobrepeso, sobrecargan la presión en la zona de los talones y, por tanto, puede ser una de las causas de que aparezcan espolones.

Una zona del cuerpo tan pequeña como el talón tiene que soportar un exceso de peso y, por tanto, es más susceptible a padecer condiciones como esta.
No pisar bien al andar es otra de las razones más comunes de esta afección en el pie. Hay personas que caminan de costado o que no apoyan todo el pie cuando caminan y, por tanto, la presión y el peso del cuerpo se centra en una zona concreta de la planta en lugar de repartirse de forma homogénea.

Por tanto, es importante llevar un calzado adecuado o el uso de unas plantillas que corrijan esta mala praxis a la hora de caminar.
Tener pie cavo o pie plano.
Pasar mucho tiempo de pie o caminar en exceso.
Hacer deporte de alta intensidad.
Utilizar un calzado inadecuado, lo cual conlleva pisar mal.

Aplica frío en el talón para aliviar el espolón
Cuando el espolón cursa con inflamación y dolor, colocar un poco de hielo en la zona del espolón en el pie es una buena forma de conseguir alivio y reducir la hinchazón.

Envuelve un cubito de hielo en un paño y aplícalo sobre el espolón.
Deja que actúe durante unos 10 o 15 minutos.
También puedes colocar una compresa helada directamente después de hacer actividades físicas o caminar mucho. Estas compresas están creadas especialmente con esta finalidad y podrás guardarlas en el frigorífico después de su uso.

Vinagre de manzana
Otro de los mejores remedios caseros para el espolón calcáneo es el vinagre de manzana. Este producto atrae el calcio, es antiinflamatorio y disminuye los dolores. Para utilizarlo, haz lo siguiente:

Vierte un poco de vinagre de manzana en una gasa.
Frota la zona afectada con la gasa durante unos segundos.
Si lo prefieres, también puedes agregar un chorro de vinagre de manzana a un recipiente con agua tibia y sumergir los pies en la mezcla durante unos cuantos minutos.

Cataplasma de jengibre para tratar un espolón en el pie
Como tratamiento natural para el espolón también destaca el jengibre. La razón es que esta raíz tiene propiedades antiinflamatorias y disminuye las molestias en el pie, gracias a que contiene gingeroles, porque ayudará a tratar la posible fascitis derivada del espolón y a desinflamar la zona de alrededor de este. Para preparar una cataplasma de jengibre para aliviar el espolón calcáneo sigue estas indicaciones:

Prepara una infusión de jengibre hirviendo 1 trozo de raíz en 1 vaso de agua.
Cuela la preparación.
Cuando se enfríe un poco, empapa una gasa en el té de jengibre y colócala sobre el talón afectado.
Deja actuar durante unos 15 minutos.

Masajes con aceites esenciales para aliviar el espolón calcáneo
Continuando con el objetivo de curar un espolón con remedios caseros, debemos hablar de los aceites esenciales antiinflamatorios, analgésicos y relajantes. Son excelentes para masajear el talón dolorido y obtener un alivio mucho más inmediato.

Los mejores aceites para aliviar los espolones son el de árnica, clavo de olor, manzanilla o romero.
Elige uno de estos aceites y mézlcalo con algún aceite vegetal, como el de oliva o el de almendras.
Masajea la zona afectada por el espolón aplicando el aceite hasta que veas que se ha absorbido por completo.

Ejercicios para curar el espolón calcáneo
Realizar estiramientos también te ayudará en el tratamiento del espolón en el pie para, de este modo, reducir y tratar de eliminar el dolor.

Existen ejercicios específicamente indicados para estos casos que podrás practicar tú mismo/a en casa, ayudándote de elementos cotidianos como pelotas de goma, toallas o apoyándote en una mesa, aunque existen pelotas específicas para este tipo de dolencias y ejercicios. A continuación, te descubrimos algunos de los mejores ejercicios para lidiar contra esta condición:

Ejercicios con pelota: en cualquier tienda deportiva o en un podólogo, podrás encontrar una pelota de ejercicios especialmente pensadas para curar un espolón. Con estas pelotas podrás relajar los músculos además de conseguir una mejora circulatoria de la sangre. Para hacer el ejercicio tan solo deberás colocarla bajo tu pie y hacerla rodar desde la zona del talón hasta los dedos, sobre todo, céntrate en las zonas donde más dolor sufras para que la bola te haga un suave masaje que te ayudará a relajar la zona.

Haz estiramientos en la zona del talón: para curar un espolón con remedios caseros también se recomienda que hagas estiramientos para relajar la zona al máximo. Para ello, puedes estirar las piernas y elevar los dedos, tirándolos hacia ti; de esta forma notarás cómo la planta se estira al máximo y cómo empiezas a sentir menos tensión. Para conocerlos en detalle, consulta nuestro artículo Cuáles son los mejores ejercicios para tratar un espolón calcáneo.
Además, también te recomendamos que te realices masajes en la zona a tratar para conseguir mejorar la condición y sentir alivio inmediato.

Compartir

Comentarios