Beneficios del llantén.

Consejos 9362 Visitas

El llantén mayor es una planta que sirve para tratar la gripe, el resfriado común e inflamaciones, principalmente en la garganta, útero e intestino.

Estos beneficios se deben a que el llantén es rico en flavonoides, alcaloides, terpenoides, iridoides, mucílagos y otros compuestos, que le aportan propiedades antibacterianas, antivirales y antiinflamatorias principalmente. Su nombre científico es Plantago major y pertenece a la familia de las Plantagináceas.

Las partes del llantén que son utilizadas son sus hojas y semillas, pudiendo comprarse en las tiendas de productos naturales, algunas farmacias y en algunos mercados municipales.

Cuáles son sus propriedades
Las propiedades del llantén mayor incluyen acción antibacteriana, antiviral, astringente, anticancerígena, antiinflamatoria, desintoxicante, expectorante, depurativa, diurética, antiespasmódica, descongestionante y cicatrizante. Sus semillas poseen propiedades laxantes.

Para qué sirve
El llantén mayor pueden aportar diversos beneficios, estos son:

Prevenir el surgimiento de úlceras gástricas

Algunos estudios científicos indican que las hojas y las semillas del llantén ayudan a prevenir la formación de úlceras gástricas, debido a que poseen la capacidad de reducir la acidez del jugo gástrico, aliviando el ardor y dolor estomacal. Asimismo, también es capaz de inhibir la actividad de la Helicobacter Pylori, una bacteria que si no es tratada, puede causar a largo plazo la formación de úlceras en el estómago.

Facilitar la cicatrización de heridas

Esta propiedad se debe a que el llantén es rico en polifenoles, polisacáridos y antioxidantes. Estos compuestos son responsables por proteger las células contra la destrucción causada por mediadores inflamatorios, lo que facilita la reparación de los tejidos.

Controlar el azúcar en la sangre

El llantén poseen una potente actividad antidiabética, se cree que esto se debe a que produce mejorías en el mecanismo con el que las células pancreáticas controlan el azúcar en la sangre. Además de esto, también posee flavonoides, esteroles y taninos, que son compuestos que ejercen un efecto hipoglucémico.

Combatir enfermedades respiratorias

Debido a su contenido de polisacáridos, el llantén posee efectos protectores contra algunas bacterias, como el Streptococcus pneumoniae; así como efectos antivirales contra infecciones causadas por adenovirus, siendo muy utilizada para tratar la gripe común.

Además, las hojas de esta planta pueden ser utilizadas para preparar un té, el cual ayudará a fluidificar las secreciones bronquiales y aliviar la tos; y también podrá ser utilizado para realizar gárgaras para tratar afecciones de la boca y garganta, como por ejemplo: aftas, faringitis, amigdalitis y laringitis, ejerciendo un efecto antiinflamatorio y bacteriano.

Efecto antiinflamatorio y antibacteriano

El llantén también ejerce acción antiinflamatoria debido a su contenido de iridoides y flavonoides principalmente, debido a que inhibe la acción de algunos compuestos implicados en la respuesta inflamatoria del organismo.

Evitar el envejecimiento prematuro

El llantén también se puede utilizar para aliviar las infecciones urinarias, las pérdidas de orina durante el sueño, problemas de hígado, como diurético para reducir la retención de líquidos y para tratar forúnculos.

Cómo utilizar
Las hojas del llantén pueden ser utilizadas para sazonar algunas comidas, preparar un té o unas compresas para ser colocadas en la piel, como se indica a continuación:

  1. Té de llantén mayor
    Ingredientes

3 a 4 gramos de hojas de llantén;
240 ml de agua.

Modo de preparación

Colocar las hojas en 1 taza de agua hirviendo, dejar reposar durante 3 minutos. Beber tibio 3 a 4 veces por día.

Compresas de llantén mayor
Las compresas se preparan con el propio té, debiendo mojar un paño en él y colocarlo sobre la piel en el área donde se encuentra la herida, de manera que ayude a cicatrizar y a disminuir la inflamación de la piel.

Posibles efectos secundarios
Los principales efectos secundarios del llantén mayor incluyen somnolencia, cólicos intestinales y deshidratación.

Contraindicaciones
El llantén mayor está contraindicado en embarazadas, mujeres en período de lactancia e individuos con problemas del corazón.

Es necesario consultar al médico en el caso de individuos diabéticos, ya que sus semillas podrían disminuir el azúcar en la sangre, pudiendo ocasionar una hipoglucemia.

En relación a los niños, el uso de llantén debe ser discutido y orientado por el pediatra, pues hasta los momentos no han sido realizados estudios científicos de los efectos de esta planta en este grupo etario.

Compartir

Comentarios