Un puñado de esta planta acaba con muchos problemas.

Consejos 40030 Visitas

El orégano (Origanum vulgare L.) es una planta muy utilizada en la cocina, pero también es excelente para aliviar gripes o resfriados entre otras dolencias.

Lo identificamos de inmediato como una hierba aromática, de sabor intenso y algo picante, con la que perfumamos pizzas, ensaladas y guisos de pescado o verduras. Pero es además una potente planta medicinal.

Su nombre deriva de la combinación de los términos griegos oros, que significa «montaña», y ganos, «alegría», en clara referencia al vistoso color que aporta a las laderas montañosas cuando florece de forma silvestre.

El orégano se presenta en planta fresca o seca para preparar en infusión, en tintura, extracto líquido, cápsulas, supositorios y en frascos de aceite esencial puro.

Propiedades y beneficios del orégano

Es un tónico digestivo, muy útil para despertar el apetito y aliviar meteorismos, espasmos gastrointestinales, dispepsias y diarreas puntuales.

Dificulta la formación de gases y evita las flatulencias, por lo que se recomienda tras una comida copiosa y fuerte.

Es útil también para prevenir la formación de piedras en la vesícula y estimular la secreción de bilis. En tal caso, se puede combinar con hojas de boldo y tomar en infusión.

El orégano es expectorante, antiespasmódico y antiséptico, y se indica en afecciones respiratorias con congestión, en ataques asmáticos leves, bronquitis, faringitis y procesos gripales.

Actúa también como analgésico y esun buen recurso natural para lavar y cicatrizar heridas cutáneas y calmar el escozor provocado por picaduras de insectos.
Como analgésico y antiinflamatorio natural, alivia el dolor de muelas, de oído y el provocado por malas posturas y contracturas y baja la inflamación articular.

INFUSIÓN DE ORÉGANO PARA AYUDAR A EXPULSAR LOS GASES
Los expertos recomiendan la infusión carminativa que asocia el orégano a la hierbaluisa y la citronella.

Cómo prepararla: Sobre una cucharada sopera de la mezcla por taza se vierte el agua hirviendo y se deja reposar unos 5 o 6 minutos. Se toma tras las comidas sin necesidad de añadir azúcar.

ACEITE ESENCIAL DE ORÉGANO PARA LA GRIPE Y EL RESFRIADO
Basta con verter una sola gota de aceite esencial de orégano para uso interno sobre un terrón de azúcar, diluirlo en agua y tomar a pequeños sorbos después de cada comida. Es un remedio excelente para combatir las infecciones respiratorias.

ACEITE ESENCIAL DE ORÉGANO CONTRA EL DOLOR Y LA INFLAMACIÓN
Se vierten unas gotas de aceite esencial sobre el área dolorida y se efectúa un masaje circular dos o tres veces al día.

ENJUAGUE BUCAL PARA EL DOLOR DE MUELAS
Se hierven dos cucharadas de orégano y amapola con dos clavos 5 minutos y se deja reposar otros 10. Se hace un enjuague completo varias veces al día.

¿Qué contraindicaciones tiene el orégano?
El aceite esencial por vía oral debe ser evitado por embarazadas o mujeres que esperen estarlo pronto, así como durante la lactancia, y se desaconseja a menores de 6-7 años.

También está contraindicado en pacientes con gastritis, síndrome de colon irritable, colitis ulcerosa, úlcera gastroduodenal y enfermedades hepáticas.

Compartir

Comentarios