Truco eficaz para blanquear toallas, sábanas, y la ropa.

Consejos 10136 Visitas

Los paños y las toallas, Sabanas, medias desempeñan un papel crucial en cada hogar. Aunque blanquear las toallas pueda parecer desafiante, en realidad, es una tarea fácil. Estos artículos no solo se utilizan para secarse, sino que también son útiles para absorber derrames y limpiar distintos espacios.

Cuando tus toallas empiecen a mostrar signos de desgaste con un tono amarillento debido al uso y el paso del tiempo, prueba este sencillo truco que te mostramos

¡4 TRUCOS PARA RECUPERAR EL BLANCO EN TUS PRENDAS AMARILLAS!

Bicarbonato de sodio. Lo ideal es agregar media taza a la medida del detergente que usas en tu lavado regular. Si de todas formas quieres usar blanqueador, reduce éste a la mitad de la medida corriente.

Vinagre blanco destilado (media a una taza), lo agregas a tu cantidad de detergente regular. No te preocupes por el olor fuerte, éste desaparecerá cuando las sábanas blancas amarillentas se sequen (lo bueno es que para entonces ¡ya no serán tan amarillentas!)

Suma media taza de peróxido de hidrógeno (el de 3% que se encuentra fácilmente disponible en tiendas y farmacias) al detergente en tu lavado regular.

Jugo de limón: agrega cuarta o media taza al detergente que habitualmente usas.
Todo lo antes señalado en relación a sumar algo a tu detergente habitual. Pero agrego otras posibilidades: los tratamientos previos al lavado regular final que haces habitualmente.

Mi preferido es el remojo durante toda una noche, lo hago así: en cuatro litros de agua bien caliente, agrego media taza (si puedo un poco más) de jugo de limón. Lo dejas reposar toda la noche, enjuagas y al otro día haces el lavado regular. Tus sábanas blancas amarillentas, dejarán de serlo y volverán a esa blancura que amas.

Cómo usar el bicarbonato para blanquear toallas
El bicarbonato para blanquear las toallas puede utilizase de diferentes maneras, todo dependerá de la cantidad de manchas y de si estas son muy amarillas o no.

Si no necesitas blanquear mucho las toallas, es suficiente con que añadas el bicarbonato en la fase de prelavado en la lavadora, pero si las toallas tienen más manchas y necesitan una acción más potente para blanquearlas, es conveniente que sigas estos pasos:

Elige un programa de la lavadora que sea para ropa que esté sucia, pon el detergente habitual y espera a que esté el bombo lleno de agua.

En ese momento, añade una solución de agua y bicarbonato de sodio. Puedes preparar una cantidad similar a la que cabe en los recipientes o medidores que se incluyen con el detergente en el interior del bombo de la lavadora.

Espera a que acabe todo el ciclo de lavado y saca las toallas para tenderlas.
Con este sistema, verás que han quedado libres de manchas y que has logrado blanquearlas.

Compartir

Comentarios