Qué son los puntos rojos en la piel y por qué aparecen.

Consejos 92456 Visitas

Los puntitos rojos en la piel son angiomas que en ocasiones pueden alertar de alergias, carencias vitamínicas e, incluso, enfermedades más graves.

En España, los puntos rojos en la piel suelen aparecer a partir de los 40, pero en algunos casos, pueden hacerlo a partir de los 20 o 30 años. Habitualmente estas marcas cutáneas suelen manifestarse en el tronco y en la cara, si bien hay que tener en cuenta que en ocasiones se pueden encontrar en las extremidades, y que tienen una tonalidad de color rojo o morado.

También son conocidos como angiomas, microangiomas, angiomas seniles, puntos de Campbell de Morgan o angiomas capilares, siendo en cualquier caso dilataciones de pequeños capilares.

Son muchas las personas que se encuentran con que en su piel aparecen estos puntos rojos, que tienen un pequeño tamaño, con un diámetro que apenas acostumbran a alcanzar los 2 milímetros, aunque hay casos en los que pueden alcanzar los 7 mm o más.

En lo que respecta a las protuberancias de estos puntos rojos nos encontramos con casos en los que son planas y en otros casos elevadas, y aunque habitualmente se encuentran en el torno, también pueden aparecer en las piernas, los brazos e incluso el cuero cabelludo.

¿Son un riesgo para la salud?
Cuando una persona se encuentra con puntos rojos en la piel es habitual que surjan inquietudes y preocupaciones, ya que se puede pensar que estos han aparecido a consecuencia de un problema de salud. Sin embargo, en este sentido hay que recalcar que no hay que preocuparse.

La razón es que son unos puntos benignos y que, en la mayoría de las ocasiones desaparecen por ellos mismos. En cualquier caso, ante su aparición, lo más recomendable es acudir a un médico, que será quién pueda evaluar y diagnosticar si se trata de algún tipo de lesión o angioma. Una visita anual con el dermatólogo te ayudará a mantener tu piel en buen estado y a poder hacer frente a cualquier problema de salud que pueda aparecer en la misma.

En cualquier caso, con la aparición de los puntos rojos en la piel el pronóstico acostumbra a ser bueno y lo único que puede suponer es que haya una alteración estética, aunque esta no tenga una implicación directa sobre la salud. Por lo tanto, no se trata de un asunto del que, a priori, hay que preocuparse en exceso.

Sin embargo, como ya hemos mencionado, en el caso de que nos encontremos con que, de manera repentina, aparecen muchos puntos rojos en la piel, se debe acudir al médico, a pesar de que puedan no reflejar, en principio, la existencia de ninguna enfermedad. Estos son habitualmente angiomas de araña.

Asimismo, es importante recalcar que se debe realizar una consulta médica en aquellos casos en los que nos encontremos con que un angioma comienza a sangrar, si cambia su apariencia o si se comienza a sufrir incomodidad en el lugar en el que se hayan. Todos ellos pueden ser síntomas de que sucede algo sobre nuestra piel que puede llegar a requerir de la actuación de un profesional para solucionar un problema.

¿Por qué aparecen los puntos rojos en la piel?
Una vez que tenemos claro que los puntos rojos en la piel no son un signo de una grave enfermedad, que son benignos y que habitualmente desaparecen ellos solos, es habitual preguntarse el motivo por el que aparecen estas lesiones en la zona cutánea.
La razón de la aparición de los puntos rojos en la piel es el proceso de envejecimiento de una persona, por lo que es habitual que estos comiencen a aparecer una vez que se han cumplido los 40 años. Además, a medida que se envejece, estos puntos habitualmente aumentan en número.

Asimismo, estos problemas con los vasos se transmiten frecuentemente en las familias, lo que hace que también haya un factor genético como una de las causas de la aparición de los puntos rojos en la piel. Dicho de otra manera, si en tu familia ha habido casos de puntos rojos en la piel, será más probable que tú los desarrolles a medida que envejeces.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que los angiomas se pueden diagnosticar a través de un examen visual. Por lo general no se necesita de ningún tipo de tratamiento, si bien este tipo de manchas se pueden eliminar de una manera no invasiva en los casos en los que al paciente le moleste, que habitualmente se trata de una molestia puramente estética. Para deshacerse de estos puntos rojos en la piel el especialista puede recomendar técnicas de eliminación indoloras como el láser o el nitrógeno líquido.

¿Cómo hacer que se noten menos?
Los puntos rojos en la piel no se pueden prevenir, lo que se debe a que aparecen por dilataciones de pequeños capilares como manifestación de la edad, si bien también pueden influir factores hormonales, la exposición al sol o el exceso de toxinas. Estos dos últimos aspectos sí se pueden cuidar, aunque no evitarán su aparición.

Si se quiere que se noten menos, hay que tener presente que la apariencia de la piel siempre se puede mejorar, consiguiendo que los puntos rojos se vean menos. Para ello se recomienda mantener una dieta saludable, acompañada de beber suficiente agua para estar bien hidratado, protegerse bien del sol y mantener la piel bien hidratada y limpia.

Además, se recomienda hacer limpiezas faciales regulares y cuidar mucho la piel en casa, aunque para eliminarlos habrá que recurrir a tratamientos de cirugía más avanzados.

Compartir

Comentarios