Cómo usar la papaya para desintoxicar tu hígado, riñones y aparato digestivo

Consejos 37680 Visitas

Si hay una fruta que no puede faltar en mi plato durante el desayuno es la papaya, pues además de ser una de mis frutas preferidas por su delicioso sabor, tiene muchos beneficios para la salud: es antioxidante, fortalece el sistema inmune, es diurética, evita el estreñimiento, mejora el aspecto de la piel, entre otros.

La papaya además ayuda a reducir el riesgo de padecer cáncer, de acuerdo con un estudio de la Escuela de Agricultura de la Universidad de Hainan, Haikou, PR China.

Sin embargo, solía tirar las semillas de la papaya, perdiéndome el poder poco conocido de éstas. Por ello, quiero compartirte cómo usar las semillas de papaya para desintoxicar tu hígado, riñones y aparato digestivo. Toma nota y ¡deja de tirarlas a la basura!

Preparación:

Vierte 1/4 de papaya con 12 semillas en la licuadora y licúa. Toma este jugo en ayunas, durante un mes.

Otra opción es triturar 10 semillas, mezclarlas con agua e igual tomar una vez al día en ayunas.

¿Por qué las semillas de papaya sirven para desintoxicar tu hígado, riñones y aparato digestivo?

Las semillas de la papaya contienen carpaína, un alcaloide que sirve para darle jaque mate a los parásitos intestinales. Esto sin omitir su propiedad antiinflamatoria, que contribuyen a que el hígado depure las toxinas fácilmente y aceleran la digestión, ¡combo!

¿Qué tal eh? Te aseguro que una vez que uses las semillas de papaya para desintoxicar tu hígado, riñones y aparato digestivo, comprobarás su efecto y a los pocos días te sentirás mejor que nunca.

Ya lo sabes, sigue mis pasos y ¡apuesta por el plan détox con semillas de papaya! No te arrepentirás ni por un segundo.

Beneficios del licuado de papaya y avena
La combinación en un licuado de estos dos vegetales da como resultado una bebida alta en fibra, por lo que servirá para combatir el estreñimiento. También nos ayudará a desinflamar y tener un vientre más plano. Lo mejor de todo es que, además, contribuye a prevenir el cáncer de colon.

Licuado de papaya y avena – Receta básica
Hacer licuado de papaya y avena es súper fácil. Para hacer la receta más simple y básica, necesitas muy pocos ingredientes y muy poco tiempo de preparación. Para elaborarlo, colocaremos en una licuadora 700 g de papaya cortada sin piel y sin semillas, 2 cucharadas soperas de avena, 400 mililitros de agua potable y, si se desea, se puede endulzar con edulcorante. Luego, procedemos a encender la licuadora hasta que quede todo homogéneo. Servimos en un vaso de 250 ml. Si lo prefieres helado puedes colocar cubitos de hielo.

Para conservar el batido de papaya y avena en perfectas condiciones, lo colocamos en un recipiente, si es posible, hermético. De esta forma, no tomará sabores de otros alimentos que se encuentren en el refrigerador. Se puede guardar hasta por 24 horas.

Compartir

Comentarios